Saltar al contenido

Guía para saber qué calentador o máquina de parafina comprar

Comprar calentador de parafina Therabath

A la hora de comprar una calentador o máquina de parafina son muchos los modelos disponibles, calidades y precios, los calentadores destacan por ser muy eficientes para uso casero o bien profesional dependiendo de tu caso puedes optar por una de mayor potencia y capacidad de depósito.

Therabath Professional Thermotherapy - Bañera con parafina
  • Inmersión Profunda 6 - 9 Lb. Capacidad de cera - hasta un 25% más profunda que los modelos anteriores
  • Tanque de aluminio anodizado - ligero, duradero y eficiente de energía
  • Siempre seguro Rango de temperatura - incluso durante el ciclo de fusión inicial

La gran mayoría son fabricados en polipropileno de alta resistencia, con o sin fondo metálico, depende del modelo, el uso puede ser continuo ya que poseen un termostato que regula la temperatura.

Otro aspecto importante es el voltaje por eso antes de comprar un aparato de parafina o parafango revisa el voltaje y si corresponde a tus necesidades en tamaño y características.

Los 7 mejores Calentadores de Parafina

Seguro que quieres comprar un calentador o máquina de parafina para hacer realidad tus deseos.

¡Con opción de las mejores ofertas! ¡Vamos allá!

Debes tener en cuenta que una máquina sencilla siempre va a tardar más en calentar y deshacer la parafina que una de calidad media o alta, por otra parte son muy seguras ya que vienen preparadas para no sufrir quemaduras, ya que la parafina es altamente inflamable por su combustión rápida.

¿Qué ventajas tienes estos calentadores o fundidores?

Qué ventajas tienen para que decidas comprar un calentador o máquina de parafina? Lo primero de todo

  • ¿Deseas tener una piel más lustrosa, hidratada, nutrida, sana, cada vez que lo necesites y además te apetezca relajarte?
  • ¿Tal vez es un problema de salud? Pues di adiós a las costosas visitas de los salones o centros de fisioterapia, pedir hora, desplazarte… hazlo desde la comodidad de tu hogar.
  • Otra de las ventajas destacables es que estos calentadores o bañeras de parafina permiten controlar mejor la potencia.
  • La puedes guardar cómodamente ya que ocupan poco espacio, son ligeras de transportar debido a su volumen y muy fáciles de usar.
  • La durabilidad y beneficios de estos calentadores o bañeras de parafina hace que la inversión sea rentable de manera rápida, aunque te decidas por una de características superiores, a la larga la inversión va a resultar igualmente más barata.

Con otro sistema como puede ser al baño María, el proceso te puede resultar muy lento, con los calentadores no es necesario, porque con pulsar unos botones la podrás encender sin riesgos a sufrir un accidente y saber cuando alcanza la temperatura adecuada, es totalmente graduable, además de no tener que manipular el aparato, pues lo pondrás en un lugar seco y estable.

¿Tal vez no has tenido una experiencia y no conoces sus resultados? pues es hora de probarlo porque te lo mereces, y con un precio económico todos somos merecedores a la hora de disfrutar y mimar nuestro cuerpo, bien sea por salud, belleza o capricho.

¿Cómo escoger el calentador de parafina ideal?

¿No tienes muy claro qué es lo que deberías tener en cuenta a la hora de comprar tu calentador? Puede resultar difícil viendo tantos modelos en el mercado, pues estas son las cosas que hay que tener en cuenta:

  • El tamaño: ¿Qué tamaño necesitas para la olla de parafina? Piensa primero el uso que vas a darle, que zonas quieres tratar, de ello va a depender los litros que necesites.
  • ¿La usarás a menudo?: ¿O solo la vas a comprar para ocasiones muy especiales? Según lo que quieras, te interesará un modelo más económico o invertir en uno más caro.
  • ¿Con selector de temperatura y regulable?: es mucho mejor que puedas regularla, puede ser analógica o digital, esta última te suele mostrar la temperatura exacta, así es mucho mejor, aunque depende de ti y tus gustos.
  • Ubicación: aunque la ubicación de un calentador no cuesta tanto de decidir, es importante comprobar que tienes el espacio necesario para guardarla.

Uso del calentador de parafina de forma correcta

El primer día puede resultar todo un poco nuevo, te recomiendo que lo hagas cuando tengas un rato libre y tranquilo, para leer las instrucciones de manera correcta y te familiarices con el aparato.

La máquina siempre limpia: ¿Te parece algo obvio verdad? Para muchas personas puede no serlo tanto, cuando la parafina se empieza a ensuciar puede resultar antihigiénico, si el uso es para ti podrás usarla varias veces, pero vigila que no se queme en exceso, si la vas a compartir con alguien debes plantearte cambiarla, pueden haber hongos…

Higiene: siempre debes proceder al lavado de la zona a tratar, ya sean manos, pies, codos, cara… otra opción después de esta es, hacerte un peeling para arrastrar la piel muerta, muy aconsejable.

Vigila siempre la olla de parafina o calentador: recuerda que estamos tratando con un producto que alcanza fuertes temperaturas, podemos sufrir quemaduras o si hay niños se puedan hacer mucho daño.

Punto de temperatura perfecto: los calentadores de parafina alcanzan temperaturas elevadas, asegura una temperatura optima entre 50 – 54 grados Celsius, prueba primero y si te cuesta aguantar, baja hasta probar el máximo que puedas tolerar, ya que es necesario el calor para que haga su función la parafina líquida.

Preparación: recuerda tener todos los utensilios necesarios cuando vayas a proceder a la inmersión de la zona que necesites tratar, pues si te olvidas algo puedes terminar manchándolo todo y no va a ser cómodo.

Herramienta o utensilios para el baño de parafina:

  1. Calentador de parafina, bloques o perlas de parafina neutra o con aromas.
  2. Guantes o manoplas de tela o rizo.
  3. Patucos o calcetines de plástico para envolver las zonas a tratar, de algodón o rizo, en su defecto una toalla.
  4. Crema hidratante o con otro fin dependiendo de tus necesidades.

¡Atención! La parafina no puede calentarse directamente, pues es una sustancia inflamable y pueden producirse graves consecuencias, ¡luego no digas que no te avisamos! aunque existe la opción de hacerlo al baño María yo en particular lo desaconsejo.

9 Pasos a seguir para conseguir un uso correcto del tratamiento de parafina.

1️⃣Primero necesitamos derretir la parafina fría en un fundidor de parafina, estos calentadores lo hacen al baño maría de forma muy gradual, ten en cuenta que dependiendo del modelo deberás poner con antelación la máquina a funcionar, debe estar caliente pero agradable al tacto, la densidad dependerá de la temperatura, recuerda máximo 54 grados Celsius.

2️⃣Limpia bien el área a tratar con parafina y aplica alguna crema hidratante, si procede.Aplica la parafina introduciendo la mano, pie o codo en el calentador de parafina o bien aplicando la parafina con una brocha si la zona a tratar no permite la inmersión en la bañera.

3️⃣ Introduce la zona a tratar durante 4 segundos y sácala, repite 5 o 6 veces hasta que veas un recubrimiento sólido y continuo de parafina para que mantenga bien el calor.

4️⃣ Importante separar los dedos mientras se hace el tratamiento para que no queden pegados.

5️⃣ Envuelve el área del tratamiento con un guante de papel de plástico osmótico o patuco de plástico para pies o manos.

6️⃣ Después, cúbrela con guantes de rizo, con toallas o en su defecto tela de algodón para que conserve la temperatura por más tiempo.

7️⃣ Deja el producto de 15 a 20 minutos para que se solidifique y enfríe.

8️⃣ Retira la cera, sale con bastante facilidad.

9️⃣ Podemos reincorporar la cera para volver a usarla si es para nuestro uso personal y no muestre signos de suciedad.

Con toda esta información ya puedes ser un/a profesional del tratamiento con parafina, bien sea de belleza, dolores articulares, musculares, terapéuticos…